ene 05 2009

Puertas fatídicas

» Escrito en Tus historias por pilar a las 17:11

De esto hace unos años, en la estación RENFE de Aldea-Amposta (muy frecuentada para el recorrido en bici a la desenbocadura del rio Ebre).

Acabo de subir con mi bicicleta y me dispongo a ayudar a mi marido a subir con la suya, (él necesita ayuda por una lesión en un brazo).

De súbito el tren cierra puertas y arranca con la bicicleta pillada en medio… mi marido persiguiéndola por el andén. Un buen tema de película Woody Alen.

Hice lo que debía. Accionar la palanca de alarma!.

Al poco, acude un furibundo revisor, gritando de no-se-qué multa deberíamos pagar por ello; pues parecía que la palanca era intocable.

Mi respuesta: La multa la deberá pagar RENFE por intento involuntario de homicidio en la persona de mi marido, y este vagón está lleno de testigos presenciales del hecho. Sin decir palabra, giró gorra y se fue sin más !

Judith Coronado

2 comentarios para el post “Puertas fatídicas”

  1. Comentario de Monikovska el 6 de enero de 2009 a las 14:47

    Genial, nos hacen falta más experiencias de éxito en este sentido. A veces nos tenemos que tragar agresiones e incomprensión. Ya está bien. Enhorabuena.

  2. Comentario de LAH el 6 de mayo de 2009 a las 10:05

    el freno de emergencia esta para eso, si el revisor acude es solo para rearmarlo e informarse del incidente, cualquier otra accion del revisor deberia ser denunciada mediante hoja de reclamaciones.

Escribe un comentario

*


9 − tres =